Así en la Guerra como en la Empresa

treinamentosin

30′ intensos que no te puedes perder:

Así en la Guerra como en la Empresa

7 reflexiones de 7 expertos; 7 ponencias de 30 minutos hablando de la Estrategia, de la Empresa y de la Guerra.

Metodología y contenidos:

El objetivo de 30 minutos hablando de … es llegar a los conceptos claves de cada tema dejando en el camino lo accesorio, para lo cual hemos estructurado la jornada  a partir de una sucesión de intervenciones de 30 minutos protagonizadas cada una de ellas por ponentes diferentes  pero con una característica común: tener un profundo conocimiento de los temas expuestos .
Serán 7 ponencias de 30 minutos, sin turno de preguntas y que servirán para componer un puzzle en el que la estrategia,  la inteligencia empresarial y las aportaciones de la esfera militar, reivindicarán su importancia en el contexto empresarial actual.

Programación:

1. Toda crisis es un cambio y por tanto una oportunidad

1. Toda crisis es un cambio y por tanto una oportunidad

Alberto Martínez Martínez

2. Periodo bélico… avance y negociación extrema. Y ahora… ¡en la empresa!

Javier Santamarta Del Pozo

3. Conoce a tu prójimo como a ti mismo, y no habrás de temer el resultado de 1000 batallas

Manuel González Hernández

4. La experiencia militar como modelo para afrontar la batalla empresarial

Fernando Pasquín Agero

5. Los roles y valores del cine bélico aplicados a la empresa

Fernando Mazarro Ciarán

6. En la empresa, como en la guerra, si no comunicas estás muerto

Elia Rodríguez Álvarez De Lara

7. La inteligencia: vital en el combate, vital en la empresa

Héctor Izquierdo Triana

Inscripciones, Reserva e Información Adicional:

Mediante correo en la pestaña de CONTACTO o en el enlace siguiente:

RESERVA CLICA AQUÍ

 

 

Anuncios

HOUSE OF TRUMPS?

¿Es Donald Trump un exaltado dictador, o simplemente un negociador agresivo?

Las últimas noticias que llegan de Estados Unidos parece ser que nos muestran un Presidente exaltado, irrespetuoso y dictatorial, pero, ¿realmente es así, o simplemente estamos asistiendo a una modificación de la política tradicional y su transformación en un proceso de negociación?

Mostremos los escasos hechos que tenemos hasta ahora. Trump ha firmado una serie de decretos presidenciales que han soliviantado a la opinión pública estadounidense y mundial (proteccionismo, cierre de fronteras, redefinición de la defensa de EEUU, etc..). Todos ellos desbaratan los frágiles acuerdos internacionales conseguidos durante los años anteriores desde la Segunda guerra Mundial y, de aplicarse literalmente, desde luego que lo harán, pero… ¿será así?

Si analizamos los hechos bajo el prisma de las normas de la negociación, que se basan en la exposición de las posturas de los negociadores para, poco a poco ir cediendo hasta que se llega a un acuerdo satisfactorio para ambos, las cosas no parecen tan simples.

mmexport1478742305887

Un negociador agresivo (como podría ser Trump, o el dueño de un bazar turco), suele exponer directamente unas propuestas de máximos claramente inaceptables para la otra parte, que se verá obligada a exponer también sus propuestas… pero si no está preparada para este tipo de negociaciones, no sabrá cuánto puede ceder o exigir, permitiendo al primero obtener más ventajas que si hubiera presentado directamente una propuesta más moderada.

Es el caso del regateo en un bazar turco, donde el buen negociador es capaz de obtener un precio cercano al justo, mientras que el malo no obtendrá nunca un buen producto a bajo precio.

Parece ser que ésta es la política de Trump en estos momentos iniciales de su mandato, sobre todo en el aspecto de la inmigración. Veamos, su primer paso ha sido la prohibición de entrada de extranjeros en el país; después ha aclarado que “es una pausa temporal para revisar el programa de refugiados y visados, necesario desde hace tiempo”; y a la vez, aporta los resultados de unas encuestas, que afirman que un porcentaje muy alto de ciudadanos está de acuerdo con sus políticas sobre la admisión de extranjeros.

Es decir, ha lanzado su propuesta de máximos (el precio inaceptable por la alfombra), apoyada por unas encuestas (la presunta gran calidad de la confección), y ahora, el decreto debe negociarse y aprobarse en el Congreso Norteamericano, donde obtendrá validez (la discusión del precio justo para ambas partes).

Es decir, todo este proceso es una negociación agresiva, donde en lugar de declarar que hay que revisar las condiciones de entrada en el país, se ha comenzado con una prohibición, para a partir de este punto, negociar desde una posición de fuerza.

Nada que no expliquen las normas básicas de la Negociación.

Y, por cierto, ¿recuerdan que Trump publicó en 1987 un superventas llamado “El Arte de la Negociación”? Y Donald Trump es un hombre controvertido, polémico y en apariencia, inflexible y duro. Pero a la hora de hacer negocios, ha demostrado ser una persona con una mente excepcionalmente racional.

Parece ser que solamente está aplicando en la política lo que ha realizado toda su vida en el mundo empresarial. ¿O no?

Anticiparnos para vencer

Si la iniciativa en la empresa, y en cualquier ámbito de actuación, estuviera respaldada por trabajo, conocimiento, experiencia  y suerte,  lógicamente habría más probabilidad de resultados favorables, sin embargo, hace falta algo más y ese algo más es la  habilidad de previsión.

Pero… ¿qué es la previsión? Aquello que se sabe o se conoce de forma anticipada o antes de suceder. También puede definirse como lo que se supone que pasará ante unas variables o constantes similares, es decir, ante la repetición de un mismo patrón. Esta capacidad de previsión es lo que nos permitirá  anticiparnos a distintas situaciones y lograr objetivos.

3adpaulfunk

Hoy en día estamos ante un mapa de conflictos bélicos, políticos, empresariales y sociales que, aparentemente, derrumban muchos planteamientos de antaño, pero hay que tener presente que los problemas se disfrazan,  si bien su sustrato y solución pueden  ser los mismos y repetir pautas.

Por esta razón, estar alerta es fundamental, y tratar de ver más allá, de anticiparse a los hechos y actuar en consecuencia, es una meta a conseguir, si no perderemos cualquier guerra sea del tipo que sea, y peor aún, perderemos la paz.

Confiemos en nosotros, intentemos tomar perspectiva en cualquier batalla  y ser  capaces de acudir a quien nos proporcione aquello de lo que carecemos para estar preparados ante todo y para todo.

¿Decisiones? Rápidas, por favor

¿Cuántas veces hemos asistido a reuniones interminables donde se pretendía obtener una decisión, y al final, después de muchas horas, sólo hemos obtenido la promesa de un futuro análisis de la situación y una cita para la siguiente reunión?

Es una lacra permanente en muchas organizaciones, la incapacidad de seguir un ciclo definido y realista para tomar decisiones. RMP negocMuchas veces nos perdemos en el análisis de los detalles en lugar de marcarnos un objetivo claro y seguirlo sin desviarnos. Esa simple premisa es la clave de unos resultados correctos. Y si somos capaces de marcar un objetivo y seguirlo, ¿cuántas veces nos retrasamos en la búsqueda de más y más información en la confianza de que cuanta mayor información, más fácil y cómoda será la decisión final? Y nos atascamos en la búsqueda de detalles inútiles que retrasan el momento decisivo de la acción.

Si queremos ser efectivos, la mejor premisa es aplicar las lecciones efectuadas en la Historia, y entre ellas, una de las más comunes dice que “Un buen plan para HOY es mucho mejor que un plan perfecto para LA SEMANA QUE VIENE”