Así en la Guerra como en la Empresa

treinamentosin

30′ intensos que no te puedes perder:

Así en la Guerra como en la Empresa

7 reflexiones de 7 expertos; 7 ponencias de 30 minutos hablando de la Estrategia, de la Empresa y de la Guerra.

Metodología y contenidos:

El objetivo de 30 minutos hablando de … es llegar a los conceptos claves de cada tema dejando en el camino lo accesorio, para lo cual hemos estructurado la jornada  a partir de una sucesión de intervenciones de 30 minutos protagonizadas cada una de ellas por ponentes diferentes  pero con una característica común: tener un profundo conocimiento de los temas expuestos .
Serán 7 ponencias de 30 minutos, sin turno de preguntas y que servirán para componer un puzzle en el que la estrategia,  la inteligencia empresarial y las aportaciones de la esfera militar, reivindicarán su importancia en el contexto empresarial actual.

Programación:

1. Toda crisis es un cambio y por tanto una oportunidad

1. Toda crisis es un cambio y por tanto una oportunidad

Alberto Martínez Martínez

2. Periodo bélico… avance y negociación extrema. Y ahora… ¡en la empresa!

Javier Santamarta Del Pozo

3. Conoce a tu prójimo como a ti mismo, y no habrás de temer el resultado de 1000 batallas

Manuel González Hernández

4. La experiencia militar como modelo para afrontar la batalla empresarial

Fernando Pasquín Agero

5. Los roles y valores del cine bélico aplicados a la empresa

Fernando Mazarro Ciarán

6. En la empresa, como en la guerra, si no comunicas estás muerto

Elia Rodríguez Álvarez De Lara

7. La inteligencia: vital en el combate, vital en la empresa

Héctor Izquierdo Triana

Inscripciones, Reserva e Información Adicional:

Mediante correo en la pestaña de CONTACTO o en el enlace siguiente:

RESERVA CLICA AQUÍ

 

 

Anuncios

Cena Coloquio YIHADISMO

Marte &  Minerva empieza una nueva serie de actividades con un formato de Cenas Coloquio, en un ambiente exclusivo en un confortable reservado del restaurante Los Galayos, y donde se aplicará la llamada regla de Chatham House para poder disfrutar de un debate abierto y sin cortapisas más allá de lo marcado por tal regla.

Diapositiva1

Comenzamos con un tema tan poco conocido de manera real y clara, como lo es el Yihadismo, precisamente hablando de sus mitos y realidades, con un coloquio que será dirigido por nuestro Asociado Fundador, don Manuel González Hernández, el cuál es todo un reconocido experto en esta materia. Ha sido llamado por infinidad de medios nacionales de radio y televisión, y ahora  ofrece esta posibilidad a todo aquel interesado en una opinión profesional sobre uno de los mayores problemas globales que existen en estos momentos.

Emocionar al adversario, la clave de la negociación.

Seguramente todos los que sean padres o tengan niños cerca han soportado en alguna ocasión la presión de un niño que clama atención repitiendo constantemente aquello de “me aburro”. Según los últimos estudios realizados sobre Hiperactividad en la infancia, lo curioso de este comportamiento reside en que el niño no sabe expresar sus sentimientos de otra manera y tan solo conoce esa palabra para quejarse o advertir al entorno de su malestar.

El ejemplo no es baladí. En la actualidad, la información, la comunicación y interactividad, nos han hecho pensar que somos capaces de gestionar todos los impulsos que nos llegan del exterior en forma de noticia, imagen, conversación… creyendo y confiando en un instinto e intuición para la respuesta, que por otro lado pocas veces satisface el objetivo final: Comunicar.

Comunicando

El lenguaje estructura las percepciones, los pensamientos, las emociones, las ideas y los conceptos, y por tanto nos permite intuir una situación, deducir un problema o solucionar un conflicto.

El cerebro humano tiene la capacidad de emocionarse no solo con los sentidos sino con la imaginación y el lenguaje. La comunicación es la fuente de la que beben y han bebido los grandes oradores para persuadir, los grandes publicistas para convencer y los grandes negociadores para estabilizar. La capacidad de emocionar al adversario, de invertir una negociación a nuestro favor a través de la comunicación y de el arte de influir en el otro, no es algo innato, y debe ser cultivado en función del adversario, jefe, empleado, colaborador, público, amigo, amante o pareja. Los instintos y las emociones dirigen gran parte de nuestro pensamiento, y así podemos por tanto decir que dirigir voluntades depende de nuestra capacidad para expresar y emocionar al otro satisfaciendo nuestras expectativas como si fueran las suyas propias.